TU MEJOR PRESTACIÓN SE LLAMA… ¡JEFE!

Hablar de condiciones laborales implica muchos factores, evaluar un empleo no se trata solamente de dinero, también es el entorno en el que se desenvuelve el equipo de trabajo y la carga del mismo (Te puede interesar TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN… ¿HABILIDAD O RIESGO?), porque es en realidad lo que determina la atmósfera que día a día se respira, por lo tanto es muy importante que cada equipo de trabajo tenga un líder capaz de proveer un ambiente colaborativo y creativo.

Se habla del clima laboral como uno de los aspectos que debe ser vigilado y mejorado por el área de Recursos Humanos, lo cual está bien, es cierto que está dentro de su alcance promover condiciones “administrativamente óptimas” para mejorar el clima, pero la praxis nos dice que, en un departamento el jefe es quien determina el clima, porque es él quien impone la forma de liderazgo, seguimiento y gestión, por lo tanto también la presión y ritmo impuesto a su equipo, ¿Has podido ver un equipo en específico dentro de tu organización que siempre vive híper presionado, su rotación de personal es alta y siempre genera fricción o choque?, bien, pues ese equipo que ahora está en tu cabeza, probablemente carece de la más valiosa prestación que la organización puede brindarles, un buen jefe.

Recordemos también que un candidato no solo busca dinero, como ya lo abordamos en el artículo de la semana pasada (Te puede interesar SALARIO EMOCIONAL… NO TODO ES DINERO), sino algo mucho más allá, estamos en el año 2022 y los Millenials están aquí, no lo olvides cuando reclutes, son jóvenes tienen ideas disruptivas, piensan y ven el mundo de forma distinta que “la vieja guardia” a la que muchos de nosotros pertenecemos, así que cuando hablamos de gestión de talento, ellos esperan oportunidades laborales y de crecimiento que conlleven un equilibrio entre calidad de vida y crecimiento profesional, por ello la cultura organizacional cobra gran importancia, un Millenial puede estar más interesado en una prestación de Gimnasio y un Generación X en escoger un Seguro de Gastos Médicos Mayores así que el equilibrio debe ser un punto muy importante a considerar.

Con factores como los que hemos mencionado hasta ahora y volviendo al punto del clima laboral, el jefe tiene un papel preponderante en esta conversación, es quien determinará si ese equipo trabaja en una atmósfera de estrés o una creativa y las organizaciones deben asegurarse de tener en su equipo a líderes capaces de obtener lo mejor de todos los miembros de cada equipo, así que tener un buen jefe es una excelente prestación laboral.

El modelo de liderazgo de cada jefe, debe estar plenamente identificado para saber bajo qué reglas se desenvuelve, si es un Liderazgo Competitivo o Colaborativo, ya que esto influye directamente en los resultados del equipo, la forma en la que los gerentes motivan a sus subordinados, recopilan información, cómo usan ésta información, cómo toman decisiones, cómo administran el cambio y sobre todo cómo gestionan la crisis, son los elementos clave para saber si se está aplicando el método de dirección correcto en la forma adecuada.

Un líder colaborativo busca la manera de obtener el máximo valor de las habilidades de cada miembro de su equipo, para lograrlo, debe tener la capacidad de crear vínculos, relaciones que le permitan manejar el conflicto y mantener el control para orientar los esfuerzos de todo su equipo a un mismo fin. El líder competitivo en cambio, busca marcar el rumbo de su equipo de trabajo mediante el uso eficaz de la toma de decisiones y el control, preponderando la comunicación y las tareas bien dirigidas para cada miembro de su equipo.

El liderazgo competitivo resulta muy importante en condiciones en las que la presión por los resultados y la exigencia por mantener a flote las organizaciones es un desafío crucial para todos los líderes. Combinar este tipo de liderazgo con el colaborativo resulta muy efectivo cuando hay cambios abruptos de rumbo o cuando se es consciente de que el rendimiento puede ser afectado por los problemas que puedan estar teniendo los colaboradores, este equilibrio genera un liderazgo con humanidad, que puede dar excelentes resultados. Como pueden ver, ambos estilos de liderazgo no deben entenderse como estilos de liderazgo contrapuestos sino al contrario, pueden y creo que deben combinarse para dar los mejores resultados.

Un buen jefe debe tener muchas habilidades, las da el tiempo, la experiencia, la formación, pero sobre todo la capacidad de generar relaciones positivas con cada uno de los miembros del equipo. Entre las principales habilidades que un buen jefe debe tener podemos destacar las siguientes.

Empatía

Saber escuchar a cada miembro de tu equipo, sus inquietudes y aportaciones para después tomarlas en cuenta, todos trabajamos, todos aportamos y todas las opiniones son valiosas.

Don de Mando

Llevar un buen trabajo en equipo requiere de esa voz que marca el rumbo, alinea y guía al equipo para enfrentar los retos y problemas que se presenten

Saber Delegar

Es la mejor manera de formar líderes, dar a cada uno de los miembros del equipo responsabilidades y coordinar los esfuerzos de todos.

Agente de Cambio

¿Quién dijo que no se puede hacer distinto?, un buen líder siempre busca nuevas maneras de solucionar las cosas, la creatividad, innovación y actitud, son la receta perfecta para sacar lo mejor hasta de las personas más tóxicas de la organización.

Optimismo

El jefe debe proyectar alegría, esfuerzo, motivación, espíritu de competencia, del cual todo su equipo se alimenta para dar lo mejor y lograr los objetivos.

Los líderes generan confianza, cooperación, trabajan en conjunto con su equipo y dan a cada uno la importancia que se merece, los hace parte de los logros y, quizá lo más importante, en vez de mandar toma la iniciativa y guía a su equipo.

Todos los que en algún momento de la vida hemos tenido un equipo a nuestro cargo, debemos pensar, ¿hemos motivado?, ¿hemos inspirado a nuestros subalternos a dar lo mejor de sí?, es importante saber si estamos cumpliendo esta misión, no vaya a ser que sólo nos hayamos dedicado a mandar algo que… puede hacer cualquiera, no se ocupa un líder para ello.

Si eres una organización o un Director de Recursos Humanos, es hora de preguntarse, si entre tus prestaciones está la más importante de todas, buenos jefes o, mejor dicho, Lideres inspiradores.

Ing. Saúl Sánchez Ruiz

Tecnólogo.

@SaulSanchezRuiz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: