INNtenseando: El avance de México en la Agenda 2030.

Uno de los peligros de la visión ideologizada que se pretende implementar por decreto en la educación nacional al cambiar los planes y programas de estudio y utilizando como vehículo los libros de texto, es el aislacionismo internacional respecto a aquellos países frente a los que el contraste nos exhibe. Se trata de una visión nacionalista tramposa y excluyente.

Tratemos de explicarlo con un ejemplo. México forma parte de organismos internacionales avocados al deporte como el Comité Olímpico Internacional (COI) o la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) y aunque los resultados de nuestros deportistas no siempre son muy buenos, todos entendemos que, si no participáramos en los certámenes internacionales a los que nos convocan, pocas oportunidades tendríamos no sólo de sobresalir, sino de mejorar con respecto a nuestros propios récords y límites.

México también forma parte de organismos internacionales con finalidades de colaboración internacional a favor de la paz o del desarrollo como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En estas organizaciones nuestro país no sólo participa de pleno derecho con voz y voto en la deliberación de las propuestas, sino que su presencia tradicionalmente ha sido respetada y valorada por la comunidad internacional. La política del gobierno de la tercera alternancia (3A) ha sido consistente en señalarlos como neoliberales e injerencistas, a pesar de que como se señaló anteriormente, forma parte de éstos.

En el marco de la Asamblea General de la ONU en 2015 se adoptaron internacionalmente los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como un compromiso internacional para poner fin a la pobreza, proteger al planeta y garantizar que para el 2030 todas las personas disfruten de desarrollo y vivan en paz.

Se establecieron 17 ODS y para cada uno de ellos, metas y acciones con las que cada país de la ONU se comprometió a cumplir entre 2015 y 2030. Estos objetivos no deben verse como una competencia destinada a ver quién llega primero a su cumplimiento, ya que también hay estrategias que comprometen la colaboración internacional para apoyar a los más rezagados.

El primer objetivo es poner fin a la pobreza extrema en cada país, el segundo acabar con el hambre, el tercero garantizar servicios de salud y como cuarto objetivo de los 17, se encuentra la Educación de Calidad. La lista continúa, y puede consultarse fácilmente, pero permítanme detenerme y centrarme en el cuarto objetivo, que es el tema central de esta columna: la educación.

Con esta misma lógica deberíamos exigir al gobierno de la república que nos informe sobre el avance en las metas de los 17 ODS ahora que estamos a la mitad del camino entre el 2015 y el 2030, año en que nos comprometimos a alcanzarlas. Desgraciadamente sabemos que de esto no se habla en las mal llamadas conferencias de prensa matutinas, por lo que para conocer este avance tenemos que recurrir a los mismos mecanismos de seguimiento de las organizaciones internacionales.

La semana pasada, la OCDE publicó informes para cada país de quienes la integran sobre la “Medición de la distancia para lograr las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. Me referiré al reporte específico que hace sobre nuestro país.

El primer dato es cuantitativo, hemos logrado ya 16 de las 122 metas de acuerdo con la información disponible. Esto es un 13% del total. El problema es que, con las tendencias actuales, se espera que para 2030 se cumplan sólo cinco metas más, lo que aumentaría el porcentaje sólo al 17%. México se encuentra más lejos de cumplir con las metas que la mayoría de los países que conformamos la OCDE.

En las metas ya cumplidas sobresalen la reducción de la mortalidad materna e infantil, el aumento de acceso a la educación en la primera infancia y el desarrollo de capacidades estadísticas clave. Sin embargo, estamos en la lona con respecto a servicios básicos como saneamiento, agua potable, energía eléctrica e instalaciones educativas modernas.

En educación, sabemos los resultados son bajos. El reporte señala que “si bien se cubrió la meta respecto a la educación preescolar, los resultados al terminar la educación secundaria son deficientes. En la última evaluación de PISA sólo el 44% de los jóvenes de 15 años llegaron al nivel 2 (de 6) en matemáticas” y las diferencias contextuales influyen en la desigualdad de resultados. Además, “casi la mitad de los adultos carecen de una competencia funcional en alfabetización y aritmética mientras que la tasa de participación en el aprendizaje permanente apenas se acerca al 30%”. 

Las metas específicas en el ODS 4 sobre Educación de Calidad consideran:

  • Educación primaria y secundaria: garantizar que todos los niños y niñas completen una educación primaria y secundaria gratuita, equitativa y de calidad que conduzca a resultados de aprendizaje relevantes y efectivos.
  • Educación preescolar: garantizar que todos los niños y niñas tengan acceso a un desarrollo, atención y educación preprimaria de calidad en la primera infancia para que estén preparados para la educación primaria.
  • Aprendizaje permanente: garantizar el acceso equitativo de todas las mujeres y hombres a una educación técnica, profesional y terciaria asequible y de calidad, incluida la universidad.
  • Competencias para el empleo: aumentar sustancialmente el número de jóvenes y adultos que tienen habilidades relevantes, incluidas habilidades técnicas y vocacionales, para el empleo, los trabajos decentes y el espíritu empresarial.
  • Disparidad en la educación: eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar la igualdad de acceso a todos los niveles de educación y formación profesional para las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situaciones de vulnerabilidad.
  • Alfabetización y aritmética para los adultos: garantizar que todos los jóvenes y una proporción sustancial de adultos, tanto hombres como mujeres, logren la alfabetización y la aritmética.
  • Competencias para el desarrollo sostenible: garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos y las habilidades necesarias para promover el desarrollo sostenible, lo que incluye, entre otros, la educación para el DS y estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, ciudadanía y valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.
  • Instalaciones educativas: construir y mejorar instalaciones educativas que tengan en cuenta las necesidades de los niños, las discapacidades y las cuestiones de género y proporcionen entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos.
  • Cualificación de docentes: aumentar sustancialmente la oferta de docentes calificados, incluso mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños estados insulares en desarrollo.

El reporte de la OCDE incluye un cuadro donde meta por meta se indica si ha sido cumplida, si se ha avanzado, pero no lo suficiente; o si no se ha avanzado o incluso se aleja. Lamentablemente en educación sólo hemos logrado la meta referente a educación preescolar y en el resto no hay información, no se ha avanzado o México se aleja del ODS. Estos resultados son los que enfurecen al gobierno de la 3A y justifican los ataques a los organismos internacionales, procesos de calidad, medición de indicadores y desde luego a las evaluaciones estandarizadas como PISA.

Los ODS no sólo son un compromiso de México hacia el mundo, sino también con sus propios habitantes. Los ODS permiten guiar la acción y las políticas públicas del país. Una vez más no se trata de que México se haga “competitivo” para ganarles a los demás, sino de que nuestras autoridades sean “competentes” para alcanzar de manera objetiva un avance sostenido y sustentado en materia de paz, desarrollo y bienestar.

Sergio Dávila Espinosa
Twitter: @sdavilae

9 de mayo de 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: