El SIDA dejó de ser sinónimo de muerte, la perspectiva ha cambiado, ahora es considerada, enfermedad crónica: Doctora Sandra Elizabeth Guerra

En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora el 01 de diciembre, la doctora Sandra Elizabeth Guerra Palomares, integrante del Laboratorio de Genómica Viral y Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, dijo que actualmente la perspectiva de esta enfermedad ha cambiado, “ya que no se considera que si alguien se infecta se traduzca en una muerte inminente”.

“Se considera ya una enfermedad crónica, tratable, aunque no es curable todavía desafortunadamente, pero si tratable. Los pacientes pueden estar controlados, mientras estén tomando sus medicamentos de la manera adecuada, conforme a las indicaciones del médico”.

Dijo que en estos momentos los medicamentos pueden llegar a tener la carga viral que lo hace intransmisible, “es decir la cantidad de virus que hay en el paciente, puede ser indetectable, y ya a nivel internacional se ha detectado que carga viral indetectable es igual a intransmisible. Es decir, una persona que tiene cargas virales bajas que no se lleguen a detectar por los métodos moleculares, que es normalmente con lo que se hace la cuantificación del virus, no pueden transmitir el virus; ya no son personas infecciosas”.

La doctora Guerra Palomares, recomendó que para detectar cualquier síntoma de alerta que haga suponer que se padece SIDA, “lo ideal es hacerse la prueba de manera periódica, sobre todo si ya se es sexualmente activo, porque es la principal forma de contagio del virus, hacerse un examen periódico del VIH, se recomienda cada 6 meses o cada año. Esta prueba es gratuita en la Secretaría de Salud”.

Explicó que lamentablemente los signos de alarma de la enfermedad, aparecen en etapas cercanas a desarrollar SIDA. “Por eso la importancia de realizarse una revisión periódica para no llegar a ese punto, en el que pueden aparecer enfermedades oportunistas; éstas son enfermedades que normalmente a una persona inmunocompetente o sana no le afectarían para nada”.

Y que detalló que “en cambio una persona con VIH al tener su sistema inmune, no al cien por ciento o disminuido, éstas enfermedades empiezan a atacar. Aunque en realidad estas etapas se presentan de manera tardía”.

Dijo que en la actualidad hay que hacer énfasis en que, si bien el virus como tal no significa muerte, es una enfermedad y requiere tratamiento, “y esos medicamentos pueden tener efectos secundarios. Pero también hay que decir que el rango de edad en el que ahora se han detectado más casos del virus del VIH, oscila entre los 20 y 35 años”.

Finalmente, la doctora Sandra Elizabeth Guerra Palomares, comentó además que en estos tiempos de Coronavirus, es importante que los pacientes que ya están diagnosticados, sigan con su tratamiento.

“Recordemos que una persona con Inmunodeficiencia, es más baja en sus defensas, por lo que cualquier infección por virus, incluyendo el coronavirus puede afectarlo de manera exponencial”.

A %d blogueros les gusta esto: